Skip to content

MEDITACIÓN

El Cultivo de la Compasión (CCT)

El Entrenamiento para el Cultivo de la Compasión (CCT) es un programa de ocho semanas diseñado para desarrollar las cualidades de la compasión, la empatía y el amor por uno mismo y por los demás. El CCT, desarrollado en la Universidad de Stanford por un equipo dirigido por Gueshe Tupten Jinpa, académico tibetano y principal traductor del Dalai Lama, utiliza conocimientos y técnicas de la psicología, la neurociencia y la práctica contemplativa. El curso integra técnicas de meditación basadas en la evidencia, debates interactivos y conferencias, así como ejercicios en el mundo real para poner en práctica lo aprendido.

La compasión es un sentido básico de cuidado, sensibilidad y apertura hacia el sufrimiento propio y el de los demás y la intención sincera de intentar aliviarlo. Cuando la compasión surge en nuestro corazón, nuestra mente se libera de los juicios negativos y de la preocupación obsesiva por uno mismo, constituyendo una fuente natural de paz interior y exterior.

El entrenamiento en el cultivo de la compasión nos permite ser conscientes de que en cada cosa que hacemos estamos conectados con los demás. Aprender que todos somos uno, todos estamos en el mismo barco, y más en los momentos de vulnerabilidad y fragilidad donde nos necesitamos unos a otros.

El cultivo de la compasión va más allá de sentir más empatía y preocupación por los demás. El cultivo de la compasión hace surgir la fortaleza para estar con el sufrimiento, el valor para actuar con compasión y la resiliencia para prevenir la “fatiga por compasión”. Estas cualidades facilitan y apoyan, a su vez, una serie de cambios positivos, desde mejorar las relaciones interpersonales hasta hacer una diferencia positiva en el mundo.

Meditación
Meditación

Meditación Mindfulness

Meditaciones basadas en el programa de 8 semanas de MBSR (la reducción de estrés basado en la atención plena) creado por Dr. Jon Kabat-Zinn en la Universidad de Massachusetts.

La definición de Mindfulness es prestar atención de manera consciente a la experiencia presente con curiosidad y aceptación.

En esas meditaciones cultivamos la habilidad de dirigir intencionalmente la atención al momento presente sin juicio. Entrenamos la atención como habilidad para observar los procesos cognitivos y emocionales para no dejarnos llevar por ellos inconscientemente.
La meditación trata de crear un espacio, respiro y pausa antes de vernos arrastrados por nuestros pensamientos, hábitos, y emociones que son la base de nuestro malestar, estrés, ansiedad e insatisfacción. Desde esta pausa puede aprender a tener una visión más completa de la vida y la realidad.

El objetivo es aprender a vivir en el aquí y en el ahora.